NUESTRO EXCELSO Y AMOROSO MAESTRO ESPIRITUAL





PRANAMA

Oración a Srila Gurudeva

vandaru-jana-mandara-krsna karnamrta priyam
dayardra-hrdayam-gadha radha-tattva-nivedakam
gaura-prema-pradipena loka-kalyana karakam
srila sridhara-devasya sisyavaryam gunojjvalam
vandemahe gurum bhaktya
sri bhagavata bhusanam

Traducción

Ofrezco mis profundas reverencias a mi amoroso maestro espiritual, Paramahamsa Thakura Srila Badrinarayana Bhagavata Bhusana Guru, quien es el mejor y más prominente discípulo de su maestro espiritual, Paramahamsa Thakura Srila Sridhara Deva Goswami Maharaja.
Él está brillantemente adornado con todas las divinas cualidades de su maestro espiritual.
Srila Bhagavata Bhushana Guru, nuestro Divino Maestro, siempre está rodeado por sus muy queridos e íntimos discípulos, quienes le glorifican constantemente.
Él es como un árbol que complace todos los deseos con las más asombrosas concepciones acerca del Señor Supremo Original, las cuales son vivificantes néctar para los oídos.
Él es muy compasivo con las almas caídas y perdidas de este mundo, y su corazón está profundamente iluminado con el divino servicio al Dulce Absoluto, el cual distribuye magnánimamente al mundo entero.
Él está lleno de amor por Dios, la luz divina a través de la cual trabaja desinteresadamente para el más elevado beneficio de la humanidad.

viernes, 26 de febrero de 2010

LA APARICIÓN DE SRI CAITANYA MAHAPRABHU


SU DIVINA APARICIÓN
Ocurría un eclipse total de luna, a las seis de la tarde del 18 de febrero de 1.486, cuando el divino Señor Dorado Sri Chaitanya Mahaprabhu hizo su muy magnánima aparición en Sri Navadvipa dhama, en Bengala occidental. Como es costumbre en la ocasión de un eclipse total, miles de personas se congregaron en las riberas del sagrado río Ganges para darse un baño ritual. Las multitudes cantaban continuamente en alta voz los santos nombres de Hari y Krsna, los cuales vibraron resonantes en los cielos.
SUS PADRES
El magnánimo Señor Sri Chaitanya Mahaprabhu hizo su auspicioso advenimiento en medio del potente canto de estos santos nombres, dejando entrever así la razón de Su divino descenso. Su padre era un renombrado devoto y jefe de familia llamado Sri Jagannatha Misra , y Su madre Saci-devi era la consagrada hija de Nilambhara Cakravarti, un famoso erudito y astrólogo de aquellos días. Aproximadamente trece meses antes del nacimiento del niño, Su padre jagannatha Misra sintió que una luz divina entraba en su corazón y luego se infiltraba en el corazón de su esposa Saci-devi.
¿POR QUÉ SE LE LLAMÓ GAURANGA? 
Poco después de su nacimiento, las damas de la vecindad otorgaron al bello niño el nombre de Gauranga debido al hermoso matiz de Su tez semejante al del oro fundido. También se le llamó Nimai, porque nació debajo de un árbol de Nim, el cual aleja al dios de la muerte y disipa otras influencias malignas debido al amargo sabor de sus hojas. Saci-devi, Su bondadosa madre, había perdido ya ocho niños. Su noveno hijo era un joven llamado Visvarupa, y el décimo fue el bello Nimai, considerado por los devotos eruditos como la fuente de todas las encarnaciones.
¿POR QUÉ SE LE LLAMÓ VISVAMBHARA?
En la ceremonia que se celebró para otorgarle formalmente un nombre, Su abuelo Nilambhara Cakravarti levantó su horóscopo y a la vez observó en el niño las treinta y dos señales que identifican a una personalidad divina; por eso le llamó Visvambhara, aquel que sostiene y salva el universo.
SUS SEÑALES AUSPICIOSAS
Esas auspiciosas señales son: la nariz, los brazos, las mejillas, los ojos y las rodillas alargados; la piel, el pelo, los nudillos, los dientes y los vellos corporales finos; los extremos de los ojos, las plantas de los pies, las palmas de las manos, el paladar, la lengua, los labios y las uñas de color rojizo; el pecho, los hombros, las uñas, la nariz, la cintura y la cara elevados; el cuello, los muslos y el órgano procreador cortos; las caderas, la frente y el pecho amplios; el ombligo, la voz y la mente profundos. También se le ha descrito como una personalidad divina extraordinaria, de amplia frente, cejas largas, ojos cual pétalos de loto, labios rojos como la fruta Bimba, y dientes como semillas de granada. Su cuello está marcado con tres líneas como las de una caracola, Su pecho es ancho y Su cintura estrecha como la de un león, y Sus muslos semejan troncos de banano. Su modo de andar es excepcionalmente hermoso, Su apariencia celestial, y Su tez, de un deslumbrante matiz dorado. (Sri Caitanya Lilamrita)